¿Prefiere escucharlo? Aquí está el audio sobre qué ha pasado en el hotel de Cecos.

1.- El relato.

El problema del hotel de Cecos parece absurdo. En 2023 el Ayuntamiento de Ibias gestiona prácticamente 1.700.000 euros, que se dice en un momento. Pues bien, no tiene 9.000 para cambiar las cerraduras de las puertas de las habitaciones del hotel. Y sin poder abrir las habitaciones no hay hotel. Esto va a llevar a su cierre y a la pérdida de cinco puestos de trabajo.

¿Cómo se entiende algo tan absolutamente falto de lógica? ¿Cómo es posible que teniendo 1,7 millones de euros no se disponga de 9.000 para arreglar las cerraduras de unas puertas?

La versión de la alcaldesa Alvarez trata de responsabilizar al equipo de gobierno que aprueba los presupuestos de 2023. En esos presupuestos solo estaban previstos 2.000 euros para las cerraduras del hotel aunque, según ella, avisó que esta cantidad era insuficiente. Cuando Alvarez recupera el poder se encuentra con que solo tiene esos 2.000 euros y, dice, no puede hacer nada porque es necesario cambiar todo el sistema y necesita 9.000 euros.

Este planteamiento es insostenible.

a) El primer tema es el de la supuesta advertencia que hace Alvarez al anterior equipo de gobierno indicando que la cantidad no será suficiente. Alvarez no ha presentado copia del escrito, que dijo haber presentado en el registro, en el que formuló tal anuncio. Sería interesante que lo presentara, ya que muestra una gran capacidad de anticipación. Cuando se aprueba el presupuesto, la mayoría de las puertas funcionaban y eran necesarios solo 2.000 euros. Por eso se aprueba esta cantidad. Pero se supone que Alvarez se anticipa al futuro y dice que no va a bastar.

De todos modos, como comentaremos, paradójicamente este escrito es la prueba más clara de su negligencia.

b) El 13 de marzo de 2023 el pleno del Ayuntamiento de Ibias adoptó el acuerdo de aprobación inicial del Presupuesto General Municipal. ¿Qué es esto de aprobación “inicial”? Es la aprobación del proyecto para que se publique y todo el mundo pueda hacer alegaciones o reclamaciones.

¿Dijo algo Alvarez en esta fase?

Es una fase, insistamos, que está expresamente prevista para que se pueda opinar. Solamente después de que haya pasado el plazo para presentar alegaciones se produce la aprobación definitiva.

Alvarez no dijo nada de la insuficiencia de los 2.000 euros para el hotel ni, de hecho, sobre ningún otro extremo. La aprobación definitiva del Presupuesto del Ayuntamiento de Ibias se produce el 12 de abril de 2023 sin que nadie alegara nada.

Es decir, Alvarez no dijo nada sobre el hotel en el momento clave: la aprobación del Presupuesto.

c) Alvarez llega al poder en junio de 2023. Hay 2.000 euros en el presupuesto, que se supone que ella misma ha dicho que son insuficientes. ¿Significa esto que no puede hacer nada?

Rotundamente, no.

Lo público no tiene el dinero en el banco para gastarlo en lo que quiera. Se supone que los representantes del pueblo aprueban un presupuesto que dice en qué se gastan las cosas. Por esto el gasto no es libre, tienes que gastar en aquello que te han autorizado que gastes. Sin embargo, a través de un expediente de modificación presupuestaria puedes mover el dinero de un sitio a otro. Lo habitual es que pidas permiso al pleno, que es el que aprobó el presupuesto, para hacer un cambio.

Por tanto, Alvarez podía haber tramitado una modificación presupuestaria en junio de 2023. Si hubiera hecho esto, el hotel no habría cerrado. En unas semanas el hotel hubiera tenido el sistema de cerradura cambiado. Bastaba convocar el pleno y llevar el expediente de modificación presupuestaria.

Pero no lo hace.

Recordemos que, según ella, había presentado escrito ante la anterior corporación diciendo que 2.000 euros no eran suficientes. Tú dices que hay que arreglar el tema del hotel. Pues lo lógico es que cuando llegas al poder en junio de 2023 te pongas a hacer lo que dices que hay que hacer. Tú mismo has dicho que conoces el problema y hay que abordarlo.

Pero Alvarez no lo aborda. Cuando vuelve al poder no pone en marcha de forma inmediata una modificación presupuestaria. Que se sepa, no hace nada. Eso cuando tú mismo has dicho a los otros que hay que actuar. O sea que eres consciente de la situación y no actúas.

Si creemos a los arrendatarios, ellos contemplan desesperados cómo el tiempo pasa, no pueden abrirse las puertas de las habitaciones, y el hotel no puede funcionar. El ayuntamiento sencillamente se inhibe. Envían el burofax anunciando que devuelven las llaves. ¡Y entonces, y solo entonces, Alvarez inicia la tramitación de la modificación presupuestaria.

c) Ante la inacción municipal, la situación colapsa y los arrendatarios envían un burofax diciendo que entregan las llaves. Alvarez no se pone al teléfono cuando le llaman. Dice que es por recomendación de su abogado.

Este tema debe tratarse con detenimiento.

Dice el artículo 92 bis de la Ley reguladora de las bases del régimen local que “Son funciones públicas necesarias en todas las Corporaciones locales, cuya responsabilidad administrativa está reservada a funcionarios de administración local con habilitación de carácter nacional: a) La de Secretaría, comprensiva de la fe pública y el asesoramiento legal preceptivo”.

Es decir, Alvarez no tiene por qué preguntar a un abogado nada del tema. Quien tiene que asesorarle es un funcionario público. Puede haber casos, es verdad, en que esto no sea así y se puede acudir a un abogado externo. Pero eso lleva un procedimiento de contratación. ¿Dónde está ese procedimiento de contratación?

Porque aquí hay una sorpresa, Según la plataforma de contratación del sector público, Ibias no ha contratado a ningún abogado.

¿De dónde ha salido entonces este abogado? ¿Quién es? ¿Cómo se le contrató? ¿Por qué se le contrató, si quien tiene que asesorar es la secretaría?

Son varias las preguntas sin respuesta.

Y luego está el consejo en sí, que obviamente es absurdo. Que la alcaldesa no se ponga al teléfono cuando le llama una de las empresas más importantes del concejo no tiene ni pies ni cabeza. El abogado debería comparecer ante el pleno y explicar por qué no se contesta a las llamadas de un hotel con cinco empleados. Además, ¿cómo saben que Tixileiro llama por el hotel de Cecos si no se ponen al teléfono? Porque podían estar llamando para un asunto de Sisterna. El abogado debe comparecer y explicar esto de no responder a las llamadas.

Por cierto, Alvarez utiliza expresiones del tipo “no me dejaron” para explicar su falta de respuestas a Tixileiro. No tiene ninguna razón. Los abogados dan consejos, no órdenes. Se escucha por qué se recomienda una cosa y se actúa en consecuencia. El supuesto abogado aconseja, pero quien decide es Alvarez.

Por todo lo anterior parece que Alvarez es la responsable de lo sucedido. Es la primera responsable de que el hotel tuviera que cerrar y de los cinco puestos de trabajo perdidos.

En realidad es lógico y simple. Un hotel cuyo propietario es el Ayuntamiento no funciona. ¿Quién es el responsable? Pues el Ayuntamiento y en especial su máxima dirigente, la alcaldesa. Los argumentos de Alvarez tratan de ocultar esta indiscutible realidad.

2.- La opinión.

Ahora bien, Alvarez no es la única ni tal vez la principal responsable de lo sucedido. Es ella quien provoca el cierre sin ninguna duda. Pero luego están los que lo permiten. Esto y mil cosas parecidas más. Por eso el verdadero problema está en la cultura de lo público. Quienes realmente han mandado al paro a los trabajadores son los de los dibujos.

Todos conocemos las viñetas. El empresario, siempre vestido de negro, es el mal. Es un ser avaricioso y sin ningún escrúpulo. Si no vivimos en las calles con colchonetas y mantas es por lo público, que defiende nuestros derechos. Lo público es el bien, es la luz. Los hechos dan lo mismo. La defensa de lo público que hacen los de los dibujos no necesita ningún tipo de razón o argumento. Se parece mucho a una religión. Es una fe en la que se cree pase lo que pase.

¿Qué lo público manda cinco personas al paro? ¿Y? Da igual. Alvarez ya cerró otra de las actividades más prometedoras del consejo, la quesería de Tormaleo, y no pasó nada. Los de las subvenciones se llevan el dinero sin dar cuentas de un solo euro, y no importa. Para estas personas, lo público es algo parecido al Papa. Hará lo que sea, sí, pero es el Papa.

Algo más de dos años que tengo de contacto con Ibias me han llevado a la conclusión de que sus peores y mayores enemigos son el Ayuntamiento y el Principado. Si no fuera por ellos, la zona sería dinámica y próspera. Las condiciones naturales del territorio son extraordinarias. Hay gentes con ganas, iniciativa y capacidad. Pero todo lo destrozan Ayuntamiento y Principado. En poco más de un par de años, se ha podido contemplar cómo Alvarez ha destruido las dos empresas más prometedoras el concejo, la quesería y el hotel, que podrían haber generado bastantes puestos de trabajo. El Principado, frecuentemente mediante el GDR Cangas de Narcea, lamina las iniciativas que se quieren poner en marcha.

Pero en las próximas elecciones otra vez nos inundarán los dibujos que dirán que sin lo público no vivirías.

Quien está llevando a la extinción a Ibias son Ayuntamiento y Principado. Hacen imposible que las iniciativas prosperen. Tienen normas que las impiden antes incluso de que lleguen a surgir y, si pese a todo surgen, las siegan. Así no puede haber empleo y sin empleo no hay población.

Pero nadie hace nada, porque el desastre lo causa lo público y, por definición, lo público es bueno. El problema no es que pasen las cosas, sino que se permitan. Y se permiten por eso porque, contra toda evidencia, se profesa una y otra vez la veneración por una ideología falsa.

3.- Las versiones.

a) Versión de Tixileiro sobre el cierre. 28 de noviembre de 2023. Minuto 23 aproximadamente del audio.

b) Versión de la alcaldesa Alvarez. 29 de noviembre de 2023. Minuto 25 aproximadamente del audio.

c) Versión de la ex-alcaldesa Méndez. 30 de noviembre de 2023. Minuto 20 aproximadamente del audio.