Se han publicado los datos del censo a 1 de enero de 2023. Ibias pasa de 1.152 empadronados a 1.121. Pierde 31, el 2,7 por ciento de su población. La cifra de unos 30 habitantes menos es la habitual en esta década. En la anterior el ritmo de pérdida era algo superior, de unos 50 habitantes menos por año.

El pasado año el gran titular fue que la parroquia de Tormaleo se conviertió en la más poblada del concejo. Se mantenía por encima de los 300 habitantes mientras la parroquia de San Antolín perdía esta cifra. Este año ambas pierden población, aunque algo menos Tormaleo, que también pierde la cota de 300 empadronados. En general, la situación en el sur de Ibias empeora algo con respecto al año pasado. Entonces sus cuatro parroquias del sur perdieron dos habitantes y este año son ocho. La nota positiva es Villares de Abajo con su poblado minero, que sigue la racha iniciada en 2020 y gana un habitante (de 94 pasa a 95). 

En el resto de Ibias disminuyen los empadronados, excepto en Os Coutos, única parroquia del concejo en la que suben. Marentes, Sena y San Antolín experimentan las mayores bajadas. Destaca en especial el caso de la primera parroquia, Marentes, que en solo dos años ha perdido más del 20 ciento de su población. Serorio pierde los cuatro los habitantes que ganó en 2022.

Fuente de los datos: elaboración propia sobre la información del Instituto Nacional de Estadística. El uso de esta imagen es libre.